Inicio / Tips, Noticias y Advertencias Graves

TIPS, NOTICIAS Y ADVERTENCIAS GRAVES


AVISO

Dedicamos este número postal en sus días finales, así como a cuatro tipos de personas: los que necesitan desesperadamente escribir una carta y no saben como hacerlo, a los que reciben cartas que no desean, a los que son amantes del viejo género epistolar y a quienes sufren la terrible enfermedad de la filatelia.

RE-AVISO

Tal como lo habíamos anunciado, durante el transcurso del presente año este sitio en Internet se limitará a cuatro páginas uns vez al mes. En dicho periodo, a pesar de la falta de papel, la librería virtual seguirá abierta con el beneficio de los precios congelados, gracias a la orden judicial que pesa contra el editor para impedir que especule con los artículos de primera necesidad. Si hacemos algún aumento será tan disimulado que ni los lectores se darán cuenta.

En perjuicio de los lectores adictos, un compromiso ineludible que tenemos con el asombro por lo que pasa en Venezuela nos exige que reduzcamos las horas de preparación y manejo del sitio Web. Aunque intentamos reducir las horas de dormir a dos y media diarias y cinco minutos de siesta tratando de cumplir con estas dos actividades además de las indispensables para financiarlas.

Así que resígnense los adictos, sin duda que se han perdido de cosas mejores.

La sombra del Autor.





LAS PRIMERAS CARTAS


La historia del correo es de la larga data. Parece haber nacido con los egipcios hace unos dos mil años antes de Cristo, tal vez para que los trabajadores extranjeros que montaban las pirámides mandaran sus remesas en dólares a los familiares. Se desarrolló en China bajo la dinastía Chou, en la Persia de Ciro, en la Grecia antigua y durante el Imperio Romano, que decidió expandirse básicamente para aprovechar la eficacia de su sistema postal.La excelencia el sistema romano se mantuvo en Europa hasta el siglo 19, con la ayuda de perros bravos tras el cartero que les permitió conservar el record de hacer un recorrido de 270 kilómetros por día.

Las culturas precolombinas respondieron a las mismas necesidades de los imperios asiáticos y europeos de mantener en contacto al poder central con las colonias y provincias. Sin duda que allimitar el sistema a mensajeros postales caminando les permitió a los incas, los mayas y los aztecas un importante desarrollo de la industria del calzado y las sandalias. Lamentablemente su desintegración comenzó con la llegada de Federal Express y HDL, dos poderosas compañías transnacionales fundadas por los indios siux y los navajos, que golpearon el sistema en beneficio de las dos poderosas corporaciones indo-norteamericanas, y luego su muerte se produjo con la aparición del correo por Internet, quedando pendiente solo la sepultura.






LA EDAD MEDIA

En la edad media, a fines de 987, el miedo a la censura de la iglesia y las enormes convulsiones europeas en las postrimerías del imperio Carolingio, deterioraron el sistema postal obligando a que cada quien llevara personalmente sus propias cartas a los amigos y familiares, lo cual si es cierto que era complicado, ayudó a crear lazos más fuertes y directos entre el remitente y el receptor de la correspondencia.

El fortalecimiento del comercio europeo a comienzos del primer milenio y la aparición de las corporaciones mercantiles italianas permitió el nacimiento de un sistema postal regular aprovechando los despachos comerciales. La seriedad y facilidades existentes permitieron que la gente volviese a enviar cartas en lugar de tener que verle la cara al destinatario.

Hacia el siglo XIII los rusos desarrollaron un sistema postal a base de jinetes y caballos, el cual funcionó a cortas distancias, pero fracasó en las largas debido a que a los pocos días los carteros hambrientos y cansados se comían a los caballos, botaban la correspondencia y al volverse populares se quedaban a vivir en el sitio en donde habían hecho la parrillada.

Pero como suele ocurrir siempre que algo puede dejar dinero, apenas los políticos se dieron cuenta que la gente necesitaba compulsivamente decirle algo a alguien pero cuidándose de que estuviera lejos, el sistema postal pasó a ser propiedad y monopolio del estado. Esto les permitió cobrar impuestos, controlar lo que la gente escribía, darle puestos burocráticos a los miembros del partido y sacar estampillas conmemorativas para propaganda del gobernante de turno y de todo lo que les convenía. Baste recordar lo que aprovecharon las estampillas el estado nazi y los ya desaparecidos gobiernos comunistas.





EL CORREO AEREO

Hacia la década de los años 20, con el desarrollo de la aviación se institucionalizó el correo aéreo, que sin modificar la eficacia que le había dado el ferrocarril en distintos lugares, multiplicó la cantidad de cartas y tarjetas postales sin nada interesante que decir entre la gente de los distintos continentes.

Con la caída de aviones en los que transportaban cartas y la recuperación de los restos de sobres aún humeantes se creó por primera vez el término de "Hot mail", actualmente tan explotado por las grandes compañías de Internet.

En tiempos de la segunda guerra mundial, el auge del espionaje lleva a la aparición de dos elementos nuevos en el mundo postal: las cartas codificadas y la revisión del correo sospechoso por parte de funcionarios pesquisa. Al ponerse de moda lo primero entre las parejas de enamorados clandestinos para que no les descubrieran y los amigos de lo novedoso, volvió locos a los empleados del fisgoneo postal. Solo en Inglaterra, a fines de la II guerra mundial fueron encerrados en hospitales psiquiátricos más de 6.000 policías encargados de revisión de cartas codificadas que habían sido víctimas de bromistas.
El problema se complicó cuando las agencias de espionaje americano empezaron a controlar el correo de las redes y deben leer entre treinta y cinco y cincuenta millones de cartas diarias. Lo cual como es obvio hace que todos los habitantes de los EE.UU no hagan otra cosa que leer cartas dirigidas a otras personas.

 





EL NUEVO CORREO

Pero todos los avances del correo tradicional, su lento proceso de mejoras en el reparto de las cartas con hombres a pié, a caballo, por ferrocarril y por aviones, y el peso que tenía el servicio postal como muestra del grado de desarrollo de un país recibieron el terrible impacto del avance tecnológico: al desarrollarse las computadoras personales y el correo electrónico por Internet, se condenaron a muerte las hermosas cartas escritas en papel, las fábricas de estilográficas y la filatelia, uno de los momentos más importantes que los hombres han tenido en eso de expresarle sus ideas a otra persona. Esto sin considerar las crisis de falta de papel de todo tipo en países como Venezuela.

Actualmente los mensajes electrónicos, breves, concisos, sin calores humanos pero extremadamente rápidos y eficaces, constituyen la última etapa de la comunicación postal. Hoy indefectiblemente se extienden por todo el planeta a un costo ínfimo a pesar de los virus y el crecimiento de las oleadas de correo no solicitado y el referido control de Estados Unidos.





PEQUEÑA CARTA DE UN EGOLATRA PARA REAFIRMARSE LA AUTOESTIMA

Adorado yo:

Te escribo después de varios días de ausencia sumido en la horrible necesidad de tenerte más cerca mí. No te podrás imaginar nunca cuanta falta me haces si no te veo, si no te siento y no escucho tu voz.

Oh, mi pequeño amado, como marcaste para siempre mi desolado espíritu con la huella maravillosa que deja tu fragancia, como me has deleitado con tu cuerpo, esas líneas apolíneas llenas de esbeltez, trasmisoras de tanto encanto y con el brillo de tu mirada profunda y cautivante, benditas fuerzas absorbentes que me amarraron para siempre a las cadenas de tu voluntad desde el primer día en que te vi.

Mi vida, cuando no estás conmigo solo pienso en ti, y en la desolación de mis sueños tu sombra esbelta y gallarda domina las penumbras de de mi fantasía. A veces en los yermos caminos de mi martirio pienso ¿Cómo es posible que se pueda amar tanto a alguien?

Te quiero mi amor, de verdad que te quiero. Sé que lo sabes, pero recuerda siempre que soy un esclavo perdido por el ímpetu avasallante que dejas en mi alma desolada. Por favor, te pido que no me olvides vida mía, y te ruego que en honor a este amor tan profundo y sincero recuerdes siempre que estoy hipotecado a tu sonrisa hasta el día de mi postrer aliento.

Tuyo con toda la pasión

Yo mismo

 





CARTA A LA POLICIA PARA HACERLE DAÑO A UN ENEMIGO APROVECHANDO NUESTRA MUERTE

Ciudadano

Comandante General de la Oficina de Policía Nacional:

Tengo a bien escribirle esta carta, la cual por ser mi última voluntad le está siendo entregada por mi abogado en un sobre lacrado a los dos días de mi muerte. La razón de esta misiva confidencial, corta pero reveladora en extremo, es que he sido asesinado. Se quien lo hizo y todo lo que aquí le digo va ayudarle a dilucidar la verdadera causa de mi fallecimiento y facilitar la detención del único culpable.

Para la fecha en que le escribo me encontraba en perfecto estado de salud. No obstante me decidí hacerlo porque desde hace algún tiempo empecé a recibir serias amenazas de muerte de un señor llamado (ponga aquí el nombre de su enemigo) quien vive en (ponga aquí su dirección).

Debido a rencillas personales que se originaron cuando descubrí que él traficaba con cocaína, estaba violando a menores y evadía el impuesto sobre la renta, en el mes de Abril del año pasado dijo ante varias personas que iba a matarme sin que quedaran huellas de la causa de mi muerte. Le anexo una foto donde aparece el culpable. Lo más grave es que desde hace varias semanas ha estado merodeando por mi casa, y no solo eso, sino hace diez días lo descubrí tratando de forzar una de mis ventanas armado de una pistola.

Tengo pruebas de que estuvo en mi cocina hace pocos días. En la segunda gaveta de mi escritorio encontrará un vaso con sus huellas digitales. (Coloque el vaso de un restaurante en el cual el individuo haya tomado agua y que usted le habrá comprado al mesonero, en su interior deje restos de leche y trazas de algún poderoso veneno) Lo preocupante es que desde que me tomé un poco de leche en esa copa he empezado a sentir un extraño malestar, que según mi médico podría ser el efecto de un tóxico desconocido originario de las selvas amazónicas, que como el arsénico en pocas cantidades no deja huellas en el cuerpo del difunto.

No sé si moriré por una inesperada y aparente enfermedad causada por esa sustancia, o si el hecho fatal ocurrirá en un supuesto accidente de tránsito o de un fingido atraco, pero puedo asegurarle que las manos de este señor están vinculadas a mi desaparición.

Perdone esta carta, se que por el auge delictivo usted está muy ocupado y no fue mi intención ponerlo a trabajar en otro caso, pero le ruego que detenga al sospechoso e investigue detalladamente las causas de mi muerte, y en especial las conexiones de este señor con el cartel de Cali, las violaciones de niñas menores de diez años y sus continuas evasiones fiscales (Tómese el cuidado de enviarle por correo al fulano una semana antes de su muerte , cartas comprometedoras provenientes de Cali y un sobre con fotos de niñas en posiciones provocativas, lo del fisco no es necesario porque eso lo hacen todos).

No se imagina estimado Comandante las sorpresas que va a encontrar detrás de esto y su trabajo alegrarán enormemente al gobernador, de quien yo era un gran amigo y tanto me había hablado bien de usted (Para hacer más o menos real esta parte, cuídese de haber colaborado en la campaña electoral del gobernador con cualquier aporte en el cual usted quede identificado claramente).

Suyo

Atentamente

(Ponga su firma de puño y letra)

 





COSAS DEL ALFABETO MORSE

Aunque el alfabeto Morse, el lenguaje telegráfico de puntos y rayas actualmente solo se usa para casos muy especiales de inteligencia y contra inteligencia y la navegación oceánica, si por necesidad se ve obligado a escribir una carta en dicho lenguaje, recuerde:

  1. No ponga un punto al final de la oración porque puede cambiar la idea.
  2. Si sufre de mal de Parkinson tenga mucho cuidado al tocar la tecla del trasmisor del telégrafo porque podría estar mandando más señales de las deseadas.
  3. Cuando reciba un mensaje cierre bien los grifos de agua, una gota derramándose que haga continuamente: pip...pip...pipů puede darle una idea equivocada de lo que escucha.
  4. Aunque esté cansado no se tome pausas que inducen a un cambio en la oración
  5. Si no quiere que el padre de su novia se entere de que está cruzándose mensajes con su hija en alfabeto Morse, además escriba las cartas en chechenio antiguo y codifique las palabras. Si ella no lo entiende llámela por teléfono para explicarle el contenido.

Siga o vaya al comienzo de la página




NOTA

Con la excepción de aquellos textos, fotos y dibujos que les han sido acreditados a otros autores o se han señalado como una publicación anónima aparecida en Internet, los escritos, seudo-pensamientos y fotos de este lamentable sitio son de la autoría exclusiva de OTROVA GOMAS.

La concepción del número, su redacción y organización para la Web, la hace el autor una semana antes de su aparición en el lugar en donde se encuentre, generalmente en sitios desconocidos y extremadamente peligrosos, lo que explica el áurea de terror y que se desprende de los textos y la composición de las páginas.

El diseño original, el montaje y diagramado del sitio, insinuados por el autor, es obra del Web master Ivan Alexei. Participación que se hace a los fines de la redacción de demandas por daños y perjuicios.

Por otra parte se informa que la copia, reproducción total o parcial de ese material sin mencionar la fuente de origen, puede hacerse si se está dispuesto a enfrentar las dolorosas consecuencias que sufrirán los responsables tan abominable acto.

La Casa

Vaya al comienzo de la página




Otrova Gomas